25/06/2019

Llegada Llegada al piso del estudiante

Impreso de instrucciones de llegada

Al término del proceso de reserva online se descarga un documento personalizado con instrucciones de llegada. En ese documento están los datos de contacto del propietario, la dirección exacta del piso, consejos sobre transporte público desde los aeropuertos, etc.

¿Cómo avisar antes de llegar?

Dos o tres semanas antes de llegar, el estudiante ha de confirmar siempre con ALUNI, mediante un mail o por teléfono, el día y la hora de la llegada, para que ALUNI.net avise al propietario y, si los hay, a los demás estudiantes del piso.

¿Qué hacer cuando la llegada no coincide con el horario de apertura de la oficina o cuando se llega en día no laborable?

En la web de ALUNI se muestra el horario laboral y los días festivos en cada oficina.

Si el estudiante llega fuera del horario de oficina (por ejemplo, por la noche, o en fin de semana), si el propietario no puede recibirle, ni tampoco ningún compañero de piso, habrá de alojarse provisionalmente por su cuenta hasta el siguiente día hábil con horario comercial de ALUNI. En estos casos, conviene que el estudiante, antes de viajar, solicite información a ALUNI de hostales cercanos a su apartamento.

El primer día en el apartamento y el “Check list de llegada”

Nada más llegar al piso, el estudiante debe informar a ALUNI si se encuentra con algún desperfecto o con la carencia de algo que tendría que haber según el contrato.

Si el estudiante no dice nada en los siete primeros días, se hace responsable de los desperfectos y carencias del apartamento. Con este fin existe el Check List de llegada, que se entrega con el Kit de acogida y que se debe rellenar a través de Internet, desde el panel de control del estudiante.

Es muy importante, antes de usar la cama, comprobar que el colchón tiene protector, como el que se muestra en esta imagen:

Si el estudiante desea cambiar de piso antes de que termine el contrato

Cuando un estudiante elige un piso, sólo puede cambiarse de piso cuando finalice su contrato.

ALUNI proporciona, a través de Internet, información suficiente (plano, fotos, referencias de otros estudiantes, valoración de todos los detalles del piso...) para que el estudiante pueda elegir habitación sin necesidad de verla directamente.

Pero si el estudiante quiere estar más seguro, siempre puede acercarse para ver el apartamento antes de pagar la fianza.

Aquellos estudiantes que reservan la habitación sin verla directamente, asumen la responsabilidad de perder la fianza si luego, al llegar al piso, no quieren alojarse porque no les gusta.

El estudiante ha de tener en cuenta que la habitación que eligió dejó de estar disponible.