13/12/2018

Nota: Te puedes descargar el manual del entero como documento de texto desde el siguiente enlace. link

Atención al estudiante Atención al estudiante

Atención al estudiante

Uno de los mayores atractivos de ALUNI, y un motivo de su prestigio, es la cordialidad con que los propietarios tratan a sus inquilinos. Es muy frecuente que los alumnos que estuvieron alojados en un piso, cuando regresan a sus universidades de origen, aconsejen a sus amigos ir al mismo piso donde ellos estuvieron.

En cualquier caso, estos son algunos consejos que, sin especial esfuerzo, pueden hacer la estancia más agradable:

  1. Conocer a los estudiantes personalmente y aprenderse sus nombres.
  2. Enseñarles cómo funcionan todas las cosas del piso.
  3. Indicarles dónde están los servicios y comercios que puedan necesitar (farmacia, iglesia, tiendas de alimentación, gimnasio, parques, peluquerías, etc.). Algunos propietarios tienen unas hojas fotocopiadas que dejan en la habitación de cada estudiante o en el corcho de la zona común.
  4. Darles consejos sobre la seguridad en la calle (zonas peligrosas, etc.).
  5. Aconsejarles sobre transportes para su Universidad, etc.

Enseñar los pisos

Muchos estudiantes desean ver el piso antes de pagar la fianza.

En los pisos de Gestión Básica y de Gestión de Cobros, ALUNI pone en contacto al estudiante con el propietario para que éste lo enseñe. En la Gestión Integral el piso lo enseña siempre ALUNI.

Antes de enseñar el piso a un estudiante, para respetar la intimidad de los demás inquilinos, habrá que avisarles con un poco de antelación (basta con decirlo a uno, para que éste avise al resto).

Con el fin de que no se pierda ningún estudiante por no poder enseñarle el piso, si el propietario no puede hacerlo habitualmente, conviene que delegue en alguna persona de su confianza para que lo muestre en su nombre, y dar sus datos a su persona de contacto en ALUNI (lo ideal es un vecino que tenga las llaves del piso).

Para que los estudiantes no abusen de los propietarios ni de ALUNI pidiendo que se les muestren muchos pisos, a partir de la segunda visita de ordinario se les cobra 8 euros por visita si no contratan el piso visitado. Si el propietario es quien ha enseñado el piso, el estudiante paga ese dinero al propietario.

Es muy importante que el piso esté limpio y ordenado especialmente en el momento de enseñarlo.

Visitas del propietario al piso y respeto de la intimidad de los estudiantes

Para respetar la intimidad de los estudiantes, el propietario sólo visitará el piso por causa justificada. Por ejemplo, para la limpieza semanal de las zonas comunes, o por algún arreglo, o para cobrar la renta mensual a los estudiantes. En cualquier caso, les avisará siempre con un mínimo de una hora de antelación (por ejemplo, mediante un SMS o Whatsapp). Algunos propietarios hacen un grupo de whatsapp con los estudiantes alojados, para información relevante de ese piso.

Salvo causa proporcionada (inundación, incendio...) no podrá visitar el piso por la noche mientras duermen los estudiantes.

El propietario no puede entrar en las habitaciones de los estudiantes sin causa justificada, y menos todavía abrir sus armarios.