03/10/2022

Nota: Te puedes descargar el manual del entero como documento de texto desde el siguiente enlace. link

Precios/Duración Precios y duración

Precio por habitación

¿Quién fija el precio de la habitación?

El precio lo fija el propietario de acuerdo con ALUNI, teniendo en cuenta el precio medio del alquiler de habitaciones en la zona donde tiene el piso.

El precio lo puede cambiar el propietario cuando quiera en función de las fechas y del aumento y disminución de la demanda en cada momento. Obviamente el cambio de precio no puede afectar a las reservas ya hechas.

¿Criterios para fijar el precio?

Cuando se fijan los precios de las habitaciones hay que tener en cuenta:

  1. Ubicación del piso: los estudiantes valoran especialmente los pisos en las zonas más céntricas de la ciudad y la cercanía a los centros universitarios.
  2. Tamaño y luminosidad de la habitación.
  3. Estado de los muebles y de los electrodomésticos.
  4. Decoración juvenil y moderna.
  5. Precios de habitaciones por la zona (mirar portales inmobiliarios).

El precio mensual está referido a 30 días

Aunque en la web de ALUNI los precios de las habitaciones se muestren por períodos mensuales (p.ej. “tal habitación cuesta 520 Euros al mes”), se entienden siempre referidos a períodos de 30 días, por lo que si el mes tiene 31 días, se cobra un día más, y si tiene 28, se cobran dos días menos (en el contrato de alquiler con el estudiante se muestra también el precio por día).

Precios especiales

Para promover la ocupación del piso, la mayoría de los propietarios ponen un precio de oferta en temporada baja (especialmente julio y agosto). Lo pueden hacer en el momento del alta del piso en el sistema de ALUNI, y modificarlo en cualquier momento sin afectar a los estudiantes que ya tengan reserva en el piso antes del cambio del precio.

Además muchos propietarios ofrecen descuentos por larga estancia. El descuento típico es de un 1% por cada mes que supere los tres meses, aplicable sobre todo el periodo. Por ejemplo, si la habitación cuesta 600 euros al mes y el estudiante firma el contrato por 10 meses, se le hace un descuento del 7%, con lo que se le cobraría 558 euros.

Si el propietario tiene precios de oferta, la web de ALUNI muestra los precios calculados según las fechas de la consulta. Por ejemplo, si el periodo consultado incluye algunos días de temporada baja, la web de ALUNI calcula el precio final de oferta haciendo una media entre los días sin oferta y los días con oferta comprendidos en el periodo de la consulta, y además, si se diera el caso, añadiría la parte proporcional del descuento por larga estancia.

¿Se modifican las cuotas de ALUNI si cambia el precio de la habitación?

La variación de los precios de las habitaciones no afecta a las cuotas que el propietario paga a ALUNI, pues las cuotas dependen del tipo de gestión realizada y de los días de ocupación de cada habitación.

Facturas de electricidad, gas y agua

Además de la renta mensual, los estudiantes pagan siempre el consumo de electricidad, gas y agua según el importe de las facturas. Pero las facturas siguen domiciliadas en la cuenta del propietario.

De acuerdo con ALUNI, el propietario puede cobrar a los estudiantes una cantidad fija mensual por el consumo, pero periódicamente tiene que ajustar sus cuentas con los estudiantes al importe real de las facturas: devolviendo a los estudiantes lo que haya cobrado de más, o pidiéndoles que paguen lo que falta.

Si el propietario tiene “calefacción central”, por la que abona una cantidad fija mensualmente a sus comunidad de vecinos, puede aumentar un el precio de las habitaciones, pero a cambio no repercutirá sobre los estudiantes esos consumos fijos, sino sólo los que sean variables (por ejemplo, electricidad). Obviamente, salvo en el caso de que la factura de calefacción central ya pueda desglosarse por el consumo de cada vecino, entonces sí se cobra a los estudiantes a parte.

Los estudiantes tienen derecho a ver las facturas de consumo. Por eso, en los pisos de Gestión Básica el propietario suele enviar por email copia de las facturas a los estudiantes alojados.

En los casos de Gestión de Cobros y de Gestión Integral, los propietarios envían todas las facturas a ALUNI (“subirlas a la aplicación informática de ALUNI”), aunque los pagos sigan domiciliados en sus cuentas bancarias. Para facilitar la gestión, los dueños de los pisos permiten a ALUNI el acceso al panel de Internet de la compañía de suministro de gas, electricidad y agua.

Si un estudiante se marcha antes de que llegue una factura, el propietario podrá cobrarle una estimación en función de facturas anteriores. Si el estudiante no está conforme con la estimación, ALUNI se le retendrá la fianza hasta que llegue la factura, y después de descontarle lo que debe, le enviará el resto por transferencia bancaria.

Duración de los períodos de estancia

La duración mínima de los contratos la decide el propietario. Muchos establecen una duración mínima de diez meses, desde el 1 de septiembre hasta el 30 de junio. Y si el estudiante viene sólo el primer cuatrimestre, que sea como mínimo desde el 1 de septiembre hasta el 31 diciembre, y sólo viene el segundo cuatrimestre, que el alquiler sea hasta el 30 de junio.

En todo momento se incentiva a los estudiantes para que hagan contratos más largos, pues pagarán menos en la renta mensual y además no tendrán que pagar los gastos de los trámites de un nuevo contrato.

El período máximo de cada contrato es de 365 días. Obviamente, si el estudiante quiere estar durante varios años en el mismo piso, y el propietario lo acepta, no hay inconveniente en firmar sucesivos contratos de año en año, como hacen la mayoría de los propietarios.

Si el estudiante se va de vacaciones durante la vigencia de su contrato, obviamente habrá de pagar todos los días contratados.